Publicada en

Si duermes lo suficiente, la dieta te funcionará mejor

Si duermes lo suficiente, la dieta te funcionará mejorCuando nos sumergimos de lleno en una fase de dieta, uno de los varios problemas que nos encontramos con frecuencia es una peor calidad del sueño y una incapacidad para descansar correctamente. Y esa falta de horas de sueño puede precisamente echar al traste tu deseo de lucir un cuerpo libre de grasa y duro como una roca.

Según los investigadores de la Universidad de Chicago, cuando el objetivo es conseguir perder la mayor cantidad de grasa posible, el éxito radica en la cantidad de horas que duermes cada día. De hecho, el vínculo entre obesidad y sueño no es nada nuevo. Estudios epidemiológicos han demostrado que las personas que duermen poco, aumentan de peso dos veces más rápido que las personas que duermen ocho horas cada noche.

¡La falta de sueño incrementa el apetito!

El SARM Ibutamoren mejora la calidad y duración del sueño pero aumenta también la cantidad de grelina
El SARM Ibutamoren mejora la calidad y duración del sueño pero aumenta también la cantidad de grelina

Se acerca el buen tiempo y tu porcentaje de grasa es demasiado alto. Comienzas a actuar y reduces el consumo de calorías. Eliminas la comida basura, refrescos y dulces de la despensa, y esperas que aumentando ligeramente el tiempo que pasas en el gimnasio, los resultados vengan por si mismos poco a poco.

Pero la idea aunque sencilla, tiene sus contrapartidas. El cuerpo se niega a entregar lo que considera una preciosa reserva de energía y utiliza las diferentes armas que la evolución ha dotado a nuestros organismos. Si pasados unos días comienzas a dormir peor, o si ya de por si eres una persona que se pasa horas en vela sin pegar ojo, tu objetivo de quemar la grasa que te sobra se verá comprometido. Y es que precisamente, la falta de sueño estimula el apetito. No descansar suficientemente reduce la producción de hormonas supresoras del apetito como la leptina, y estimula la producción de hormonas que estimulan el apetito, como la grelina.

No hay que subestimar el efecto de la falta de sueño en el éxito o fracaso de una dieta. En 2010, investigadores franceses publicaron los resultados de un experimento [1] en el que dejaron dormir a estudiantes en laboratorio durante unas cuatro horas cada noche. Como resultado de la falta de sueño, los estudiantes comieron de forma espontánea 560 kcal más de lo que habrían comido después de ocho horas de sueño por noche. Eso significaría que en menos de dos semanas, los estudiantes podrían haber ganado un kilogramo de grasa.

La relación entre el sueño y la composición corporal

La Melatonina, la Valeriana y la GABA favorecen un sueño más largo y profundo
La Melatonina, la Valeriana y la GABA favorecen un sueño más largo y profundo

La investigación de Chicago [2] muestra que no es solo un aumento del apetito lo que afecta a las personas con problemas de sueño. Los investigadores hicieron un pequeño experimento con diez adultos con un ligero sobrepeso. Los sujetos siguieron una dieta en dos partes en un laboratorio donde los investigadores pudieron controlar las cantidades que comían.

Durante las semanas de estancia en el laboratorio, a los sujetos se les dio una dieta hipocalórica equivalente al 90% de sus necesidades diarias. Pero aquí es donde viene la diferencia. Durante la primera parte, a los sujetos se les permitió dormir durante 8.5 horas cada noche, y en la siguiente parte se les permitió dormir sólo durante 5.5 horas.

Al final de cada uno de los períodos de dos semanas, los sujetos habían perdido la misma cantidad de peso. Pero hubo diferencias importantes sobre la composición corporal de los sujetos. Cuando a los sujetos solo se les permitió dormir durante 5,5 horas, estos perdieron un 55 % menos de grasa y un 60 % más de masa muscular. ¡Ojo al dato!

Si te pones a dieta, asegúrate de dormir bien

Sleep&Ghrow te ayuda a conciliar un sueño más profundo y a desarrollar músculo de calidad
Sleep&Ghrow te ayuda a conciliar un sueño más profundo y a desarrollar músculo de calidad

Ya lo has visto. La combinación de una dieta estricta y muy poco sueño, aumenta los niveles de la hormona del apetito grelina y reduce el nivel de la hormona nor-epinefrina. Hay un dato significativo relacionado con la falta de horas de sueño. El cociente respiratorio [RQ] es más alto en los sujetos cuando duermen muy poco que cuando duermen lo suficiente. Eso significa que la falta de sueño reduce la cantidad de grasa que el cuerpo quema.

Tal y como concluyen los investigadores, “Estos resultados resaltan la importancia del sueño para el mantenimiento de la masa corporal libre de grasa durante los periodos de menor consumo de energía (dieta), y aumentan la posibilidad de que un sueño insuficiente pueda comprometer múltiples factores que contribuyen a la eficacia y al cumplimiento de las estrategias de restricción de energía en la dieta”.

En definitiva, cuando tengas pensado hacer una fase de definición, tengas en mente ponerte a dieta estricta, vayas a hacer un ciclo de dureza, o simplemente quieras bajar un poco de peso, asegúrate de tener a mano las herramientas necesarias para disfrutar de un sueño profundo y reparador con las suficientes horas de descanso.

Referencias:
[1] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20357041
[2] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20921542

Espero como siempre que este artículo te haya parecido interesante. Te animo a que dejes tu opinión sobre el tema para compartirla con todos y aprovecho para informarte que tienes disponible mi servicio de Asesoría Personal por si deseas que te ayude a conseguir tus objetivos con una dieta específica o un programa de suplementos con mis consejos y sugerencias. Un saludo

¿Interesante? No lo dejes pasar 😉
¿Necesitas más información o consultarme alguna duda?
Déjame tu mensaje y te contestaré lo antes posible

 

Asesoría Personal

¡Dime lo que piensas!

Deja un comentario