Publicada en

Posibles efectos secundarios de los pro-esteroides y prohormonas

Posibles efectos secundarios de los pro-esteroides y prohormonas
Posibles efectos secundarios de los pro-esteroides y prohormonas

Oímos hablar de ellos, pero ¿conocemos realmente los efectos secundarios más comunes de los pro-esteroides y/o los prohormonales de diseño? Si ya tienes experiencia y nunca has tenido ningún efecto extraño remarcable, seguramente pensarás que alguno de las siguientes explicaciones son exageradas o poco realistas. Sin embargo, la mayor parte de los posibles efectos secundarios de los pro-esteroides dependen en gran medida de las características de cada persona. Cada uno responde de forma diferente a la consiguiente alteración hormonal que provoca el aumento de los andrógenos en el cuerpo.

Existen algunos efectos secundarios que preocupan especialmente a la mayoría de los posibles usuarios de pro-esteroides de diseño y prohormonas orales. En este pequeño artículo voy a intentar aclarar las posibles dudas y a presentar de forma objetiva qué riesgos y efectos negativos puede provocar la utilización de este tipo de productos en la salud.

 

Riesgos y peligros de los pro-esteroides y prohormonales

Los efectos más buscados de los pro-esteroides anabólicos y las prohormonas son, evidentemente, el aumento de la masa muscular, de la fuerza, de la pérdida de grasa y, en algunos casos, ​​el aumento del deseo sexual. Muchas personas se interesan por ​​los prohormonales pero no se atreven a dar el paso por los posibles riesgos y efectos secundarios que pueden aparecer a corto y largo plazo. Algo por otra parte, totalmente lógico. Por muy precavidos que seamos y aunque utilicemos las co-ayudas correctas, utilizar este tipo de productos siempre supone asumir un cierto riesgo y algunos posibles efectos negativos que hay que valorar detenidamente.

HAVOC es un pro-esteroide con un riesgo bajo de posibles efectos secundarios negativos
HAVOC es un pro-esteroide con un riesgo bajo de posibles efectos secundarios negativos

Pero ¿hay algún pro-esteroide o prohormonal que sea más seguro? Primero habría que determinar que significa el término “seguro”. Es bien cierto que existe una amplia variedad de prohormonas con muy diferentes potencias y efectos. Y esto genera también mayor o menor riesgo de posibles efectos secundarios negativos. No es lo mismo un pro-esteroide de diseño de estructura metilada y de gran potencia anabólica como el Nanodrol (Metilestembolona), que un prohormonal no metilado y de mucha menos potencia anabólica como la Epiandrosterona. Ambos tienen cualidades diferentes y también posibles efectos secundarios diferentes. En términos relativos, se podría afirmar que uno es más “seguro” que otro.

Pero aquí, como he dicho antes, entra en juego la individualidad. Muchos usuarios pueden tomar incluso los esteroides más fuertes y no sufrir ningún efecto secundario. En cambio, otros pueden ser extremadamente cuidadosos y sin embargo sufrir en sus carnes algún desagradable efecto negativo. Para ello, y aunque este no es un artículo que pretenda ser especialmente profundo, voy a intentar dar las correspondientes explicaciones para dejar de lado los mitos y los peligros sin fundamento que circulan entre nosotros, pero sin banalizar los posibles efectos secundarios que pueden aparecer.

1. Supresión de la testosterona: Uno de los efectos secundarios de los pro-esteroides

11-OXO es un prohormonal suave con muy poco efecto supresivo
11-OXO es un prohormonal suave con muy poco efecto supresivo

La utilización de compuestos de características iguales o similares a la propia testosterona de nuestro cuerpo, hace que dejemos de producir esta hormona al detectar el organismo niveles elevados en sangre. Nuestro cerebro es como un centro de control donde hay un interruptor que se enciende o se apaga en función de los niveles hormonales circulantes. Podría decirse que es el efecto secundario “universal” de todos los esteroides anabólicos, prohormonales y pro-esteroides de diseño. Todos, en mayor o menor medida, crean un efecto supresivo sobre los niveles naturales de testosterona endógena. Es decir, reducen o anulan la producción propia de testosterona de nuestro cuerpo. Factores individuales como la edad, niveles de grasa, genética, etc.. y sobre todo el tipo de sustancia utilizada, influyen en el grado de supresión. Por ejemplo, el famoso y potente esteroide anabólico Trembolona suprime en gran medida -por no decir totalmente- los niveles de testosterona endógena en pocos días. En cambio, prohormonales orales como el Cynostane o el Epistane tienen fama de ser mucho más “suaves” en este aspecto.

Solución:
¿Es reversible esta supresión de nuestra testosterona? Por supuesto. Aunque aquí también, los factores antes mencionados influirán en la rapidez con que nuestro cuerpo se re-equilibra y comienza a producir unos niveles hormonales similares a los anteriores al ciclo. Para ello, el uso de una terapia post-ciclo correcta es indispensable. Incluso con los compuestos menos agresivos y más suaves en este aspecto como el 11-OXO sería totalmente recomendable. La propia terapia post-ciclo daría para un sólo y extenso artículo por la gran importancia que tiene y que muchos usuarios pasan por alto.

2. Efecto secundario de los pro-esteroides metilados: Hepatoxicidad

El efecto secundario de la hepatoxicidad se compensa con protectores como el Tudca
El efecto secundario de la hepatoxicidad se compensa con protectores como el Tudca

La toxicidad sobre el hígado es un efecto secundario habitual de los esteroides anabólicos orales y de algunos prohormonales de estructura 17A-metilada. Es precisamente esta estructura la que hace que aumente su potencia, al evitar la descomposición del producto a su paso por el hígado. Aunque también dentro de estos compuestos metilados existen claras diferencias. Por ejemplo, el Superdrol (Methasteron) tiene fama de tener una hepatoxicidad elevada, y en cambio, el Cynostane -cuya estructura es bastante similar- parece que no es tan agresivo en este aspecto gracias al añadido “cyano” de su fórmula.

Por otra parte, de entre todas las prohormonas no metiladas, la única que puede generar relativo estrés sobre el hígado es el 1-Andro, aunque este efecto no se puede comparar con los prohormonales metilados. Las demás prohormonas como el 4-Andro, 19 Nor-Andro, Epiandrosterona, 11-OXO, Furazadrol, 6-Keto-Progesterona, 1,4-Andro, etc… no producen ningún estrés en el hígado y son seguras en este aspecto.

Solución:
Cuando se utiliza un compuesto hepatóxico, la solución para evitar un estrés elevado sobre nuestro hígado consiste en utilizar una ayuda a modo de protector hepático. El protector más efectivo es el Tudca, muy utilizado en ciclos agresivos de esteroides orales como el Anadrol. La Silimarina del cardo mariano es otra solución efectiva, al igual que la NAC (N-Acetil Cisteina), un antioxidante de gran valor para la salud general del organismo.

3. Caída del pelo e inflamación de la próstata

Hay que controlar los posibles efectos secundarios de los pro-esteroides
Hay que controlar los posibles efectos secundarios de los pro-esteroides

Los esteroides orales y las prohormonas que se transforman en algún momento a DHT o que se unen a su receptor, pueden causar la caída del pelo en algunas personas. Además, cualquier sustancia que se convierta a estrógenos puede acelerar también la caída del cabello en ciertos hombres. Gran parte de este efecto secundario está relacionado con la genética. Es decir, la predisposición genética por cuestiones hereditarias influye en la mayor o menor aparición de este efecto negativo.

Es un tema controvertido ya que cada persona es diferente. Si tienes antecedentes familiares de alopecia androgenética y te preocupa sobremanera perder el pelo, lo mejor es que prescindas de utilizar cualquier esteroide o prohormona directamente. Este artículo sobre los pro-esteroides y la caída del pelo puede ser de tu interés.

Solución:
Una de las soluciones más simples y eficaces es tomar Saw Palmetto en una dosis de 1200 mg al día. Este compuesto natural puede reducir el nivel de DHT y también parece funcionar independientemente de esta vía.

Similar a la pérdida del cabello, la inflamación de la próstata parece estar relacionada con una combinación de niveles elevados de estrógenos y de DHT al mismo tiempo y es otro de los efectos secundarios de los pro-esteroides. Si ya tienes más de 40-45 años, niveles de grasa corporal elevados y/o antecedentes familiares de problemas de próstata, la opción más lógica es evitar cualquier tipo de esteroide anabólico o prohormona de diseño.

Solución:
Como he dicho, el agrandamiento de la próstata tiene mucha similitud con las causas de la caída del pelo. Es decir, altos niveles de DHT y de estrógenos. El Saw Palmetto más compuestos como el Indole-3-Carbinol, reducirán el nivel de estrógenos y bloquearán la DHT. Toma 1200 mg de Saw Palmetto y 100 mg de I3C al día.

4. El acné es otro de los posibles efectos secundarios de los pro-esteroides

La 19-Nor Andro puede reducir la irritabilidad en algunas personas
La 19-Nor Andro puede reducir la irritabilidad en algunas personas

Es un efecto muy típico y que fácilmente podemos vislumbrar en la piel de algunos usuarios de esteroides anabólicos. Hay que tener en cuenta que todos los andrógenos pueden aumentar la producción de grasa de la piel, y además, ciertos anabólicos como la oxandrolona (Anavar) pueden causar acné quístico ya que aumentan la producción de células de la piel, lo que puede convertir una espinilla natural en un quiste de acné.
Con los prohormonales “no metilados” la aparición de acné es algo muy poco probable. Aunque como parece que hay una relación directa con la actividad androgénica, los prohormonales con una relación más anabólica que androgénica serán menos propensos a generar este desagradable efecto secundario.

Solución:
Además de optar por el compuesto prohormonal más acertado a tus necesidades y que menos favorezca la aparición de acné, usar un jabón de buena calidad y tal vez un poco de bicarbonato de sodio para exfoliar la piel, debería de ayudar a reducir las posibilidades de que apareciera el acné a partir del uso de prohormonales. Una buena higiene debería de ser suficiente para evitar este efecto negativo.

¿Y la agresividad? ¿Es un posible efecto secundario por el uso de prohormonales?
Algunas prohormonas, especialmente las más directamente relacionadas con la DHT, pueden hacerte un poco más sensible e irritable. Pero no debería de ser un problema en sí, ni provocar la conocida popularmente como “rabia de los esteroides”, hecho por otra parte más relacionado con el propio carácter que derivado del uso de estas sustancias. Otras parecen tener el efecto contrario. La 19-Nor Andro puede incluso reducir la irritabilidad de algunas personas.

Solución:
El carácter personal es un aspecto difícil de cambiar y la mayor o menor irritabilidad no suele ser un factor demasiado influenciable por el consumo de prohormonales. Si crees que eres una persona especialmente agresiva o irritable, piensa en seguir técnicas de meditación o de auto-control si realmente deseas mejorar este aspecto de tu carácter.

5. Alteración de la salud cardiovascular:

El NANO-1T es uno de los prohormonales no metilados más potentes
El NANO-1T es uno de los prohormonales no metilados más potentes

La alteración de los niveles de colesterol y triglicéridos es un efecto secundario habitual en usuarios de esteroides anabólicos. Con respecto a los prohormonales, pueden también -aunque en menor medida- generar este problema que en algunos casos conviene vigilar, especialmente con los más potentes o metilados.
Por el contrario, la mayoría de las prohormonas no metiladas parecen ejercer efectos muy leves en el sistema circulatorio y las que se pueden convertir en estrógenos (aromatizables) parecen inmunes a este efecto, ya que los estrógenos regulan la presión sanguínea y la función arterial.

Solución:
Si te decides a utilizar un pro-esteroide de diseño metilado como la Metilestembolona, Halodrol o versiones actuales del Superdrol, sería recomendable que te protegieras durante el ciclo con una co-ayuda diseñada para la salud cardiovascular como el Life Support y tomar un buen suplemento de Aceite de Krill. El Aceite de Krill contiene astaxantina y ácidos grasos EPA/DHA junto con fosfolípidos que pueden mejorar la salud del corazón y del sistema circulatorio.

6. El efecto secundario que más preocupa: la Ginecomastia

Los efectos secundarios de los pro-esteroides como el Halodrol se limitarían a la hepatoxicidad
Los efectos secundarios de los pro-esteroides como el Halodrol se limitarían a la hepatoxicidad

Es quizás con diferencia, el posible efecto que más preocupa a los usuarios. En el caso de las prohormonas, la gran mayoría no puede aromatizar ni convertirse en estrógenos. Por lo tanto, no debería de ser una preocupación directa. Sin embargo, los precursores de la testosterona como el 4-Andro o el Androtest, si que podrían en personas sensibles a la aromatización, crear ciertos problemas o síntomas previos. En estos casos lo mejor es evitar este tipo de prohormonas.
Por otro lado, los compuestos a base de progestinas y que pueden interactuar con la progesterona o la prolactina, podrían hacer que algunos usuarios sean más susceptibles a la ginecomastia. Este es un tema que ya traté en mayor profundidad en el artículo “Cómo bajar la Prolactina para evitar la ginecomastia” y que será de tu interés si vas a utilizar algún compuesto tipo TREN.
Recuerda siempre utilizar una correcta estrategia post-ciclo para una rápida recuperación hormonal y un adecuado control de un posible repunte de estrógenos durante el post-ciclo.

Solución:
Como he dicho y salvo contados compuestos, es un efecto secundario poco habitual con las prohormonas actuales pero que no hay que descartar. Debes ser precavido con compuestos TREN y precursores directos de la testosterona, especialmente si tienes niveles de grasa corporal elevados o sabes que eres sensible a la aromatización por cuestiones hereditarias o por haber sufrido episodios esporádicos de ginecomastia durante la pubertad.

7. Letargia y falta de libido: dos posibles efectos secundarios de los pro-esteroides

GRANITE es un potente prohormonal que debe de utilizarse de forma correcta para evitar efectos secundarios
GRANITE es un potente prohormonal que debe de utilizarse de forma correcta para evitar efectos secundarios

La letargia es un posible efecto secundario y poco conocido, pero ciertamente ocasional con el uso de determinados compuestos. Es una sensación más que un efecto medible. La falta de ganas para cualquier cosa y la sensación de cansancio extremo junto con una disminución de la libido pueden darse en algunos usuarios.
La causas pueden ser varias. El aumento en el uso de nutrientes por parte de los músculos debido a unos niveles hormonales más elevados, pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre y provocar letargia. La toxicidad hepática severa también podría provocar este síntoma. En la época del M1T y similares, era algo más habitual encontrar usuarios con este problema. A día de hoy es mucho menos frecuente.

Solución:
Una dieta correcta y/o añadir algún estimulante como la cafeína sería una solución simple a este desagradable efecto secundario. Por otra parte, añadir al ciclo un precursor de la DHT como la Epiandrosterona, podría también ser una buena solución para evitar la letargia y la falta de libido momentánea.

Aprovecho para informarte que tienes disponible mi servicio de Asesoría Personal por si deseas que te diseñe tu ciclo anabólico o si necesitas una dieta específica con mis consejos y sugerencias. Espero que este artículo te haya parecido interesante. Un saludo 😉

¿Interesante? No lo dejes pasar 😉
¿Necesitas más información o consultarme alguna duda?
Déjame tu mensaje y te contestaré lo antes posible

 

Asesoría Personal

¡Dime lo que piensas!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.