Publicada en

Aumentar la hiperplasia con la dieta del brócoli

Aumentar la hiperplasia con la dieta del brócoli¿Otra vez el brócoli? Nos lo han metido ya hasta en la sopa. Puede que hasta le hayas cogido asco 😉 Si es así, ya lo siento pero ahora hay una razón más a añadir a las ya conocidas para que sigas comiendo brócoli en tu dieta habitual. No conocía este estudio pero según los biólogos investigadores de la Universidad de Nápoles, las plantas del género Brassica al que pertenecen el brócoli, el repollo y las coles, estimulan el desarrollo de las células madre mesenquimales. Suena bien ¿verdad?

Como gran cantidad de vegetales, el brócoli tiene numerosas ventajas saludables para nuestro organismo. Fibra, vitaminas, minerales e incluso proteínas abundan en este género de plantas. Personalmente no soy un fanático de su sabor (y olor) pero a pesar de ello, añado siempre una pequeña cantidad diaria de brócoli cocinado al vapor en mi ensalada nocturna.

Pero ¿Por qué añadir el brócoli en la dieta?

Al igual que el brócoli, el óxido nítrico favorece la hiperplasia muscular
Al igual que el brócoli, el óxido nítrico favorece la hiperplasia muscular

La razón principal para que tu dieta contenga brócoli es su poco conocido pero muy eficaz acción sobre la disminución de los estrógenos. Esta propiedad de gran interés para los que nos preocupamos por tener un aspecto duro y seco, se debe a unos compuestos denominados glucosinolatos. Y el más conocido de ellos es el Indol-3-carbinol que se transforma en diindolilmetano (DIM) cuando entra en contacto con el ácido del estómago.
El Indol-3-carbinol, que como hemos dicho se encuentra en las verduras crucíferas como el brócoli, las coles y la coliflor, ha demostrado tener efectos protectores contra los tumores influidos por hormonas, ya que interviene en el metabolismo del estrógeno estradiol. Es decir, actúa promoviendo la descomposición de los estrógenos en sub-productos menos peligrosos y ayudando a su eliminación del cuerpo. Y por si fuera poco, también mejora la acción de la próstata, la sensibilidad a la insulina y acelera la pérdida de peso de la zona abdominal.

Pero volvamos al estudio del principio. Nuestro tejido muscular crece de dos maneras como resultado al entrenamiento con pesas. La primera es la hipertrofia. Es decir, las células existentes en las fibras musculares crecen en tamaño. Y la segunda y menos conocida es la hiperplasia o lo que es lo mismo, crece la cantidad de células musculares en las fibras musculares. El entrenamiento induce a las células madre en las fibras musculares a convertirse en células musculares completamente desarrolladas. Y las hormonas como la IGF-1 y también algunos suplementos como la creatina y los precursores de óxido nítrico mejoran este proceso.

El brócoli en la dieta podría aumentar la hiperplasia muscular

La Creatina HCL puede incrementar la hiperplasia muscular
La Creatina HCL puede incrementar la hiperplasia muscular

Parte de las células madre en el tejido muscular proviene de otros tejidos, por ejemplo, de células madre destinadas a la fabricación de nuevos vasos sanguíneos, pero también de células madre mesenquimales. Estas son células madre que se encuentran en la médula ósea.
Y mientras que las farmacéuticas buscan formas de reparar los órganos dañados mediante la inyección de células madre, las marcas de suplementos están probando extractos naturales que puedan estimular las células madre para rejuvenecer los tejidos.

Pero una sencilla alternativa a los suplementos de células madre podría estar en los vegetales de tu supermercado habitual. Todas las verduras Brassica frescas como el brócoli contienen glucosinolatos como la glucorafanina. La mirosinasa es una enzima que se libera cuando se cortan estas verduras, se cocinan al vapor o se mastican, y esta convierte los glucosinolatos en sulforafano. Y una dieta que contiene una pequeña cantidad de sulforafano activa la producción del desintoxicante glutatión [GSH]. Se sabe que el glutatión ofrece protección contra algunos tipos de cáncer como el intestinal. Y esto se debe a que el sulforafano se une al glutatión y por lo tanto estimula a las células a producir más glutatión.

Relación entre el brócoli y las células madre

Brócoli en polvo para añadir a tu dieta de hiperplasia
Brócoli en polvo para añadir a tu dieta de hiperplasia

Los investigadores italianos descubrieron que las concentraciones de sulforafano de entre 1 y 0,25 micromol, que es aproximadamente la cantidad que se encuentra en el cuerpo de alguien que ha comido brócoli en la dieta, estimulan el desarrollo de células madre mesenquimales. Incluso pequeñas concentraciones de sulforafano no solo dieron como resultado más células madre nuevas si no que también ayuda a las células madre existentes a vivir más tiempo. Es decir, inhibe la apoptosis o la muerte celular.

Así que ya tienes una razón más para añadir una pequeña ración de brócoli en tu dieta. Además de ayudarte a eliminar los estrógenos circulantes gracias al DIM, el sulforafano podría ayudarte a generar tejido muscular nuevo (hiperplasia) a través de la estimulación de más células madre. Eso mejoraría tu recuperación y crecimiento. Y si no estás tomando ya brócoli ¿a qué esperas para probarlo? Recuerda que es mejor cocinado al vapor en lugar de hervido para mantener una mayor cantidad de propiedades y nutrientes.

Como siempre deseo que este pequeño artículo te haya servido de ayuda y te haya gustado 😉 Ya sabes, cualquier duda, aquí estoy.

¿Interesante? No lo dejes pasar 😉
¿Necesitas más información o consultarme alguna duda?
Déjame tu mensaje y te contestaré lo antes posible

 

Asesoría Personal

¡Dime lo que piensas!

Deja un comentario