Publicada en

Disruptores endocrinos: Ejemplos encontrados en alimentos y cosméticos

¿Pero quQue es un disruptor endocrinoé es exactamente un disruptor endocrino?

Como deportista conoces la importancia de tus hormonas para un desarrollo muscular óptimo. Sin embargo existen unas silenciosas sustancias que además de arruinar todos tus esfuerzos pueden también arruinar tu salud
Los disruptores endocrinos son sustancias químicas muy habituales en nuestro alrededor y que pueden interferir en el sistema hormonal de nuestro cuerpo y producir desarrollo adverso, problemas reproductivos, neurológicos y efectos inmunitarios adversos en los seres humanos.
Estas sustancias químicas son parecidas en estructura a las hormonas sexuales naturales como el estrógeno, por lo tanto interfieren en sus funciones normales, siendo los niños los que corren un mayor riesgo de efectos adversos.

Donde se encuentran los disruptores endocrinos?

Existe una amplia gama de productos, tanto naturales como artificiales que pueden causar alteraciones endocrinas, incluyendo productos farmacéuticos, dioxinas y compuestos similares a las dioxinas, bifenilos policlorados, DDT y otros pesticidas, y plástificos como el bisfenol A.

Los disruptores endocrinos se pueden encontrar en muchos productos que utilizamos a diario como por ejemplo, botellas de plástico, latas de metal de conservas, detergentes, agentes ignífugos, alimentos, juguetes, cosméticos y pesticidas. Hay numerosos estudios para determinar si la exposición a los disruptores endocrinos puede provocar efectos nocivos sobre la salud humana, entre los que destacan la infertilidad, una mayor incidencia de la endometriosis y algunos cánceres.

Estos son algunos de los peores disruptores endocrinos: BPA, dioxina, atrazina, ftalatos, perclorato, retardantes de fuego, plomo, mercurio, arsénico, PFC, pesticidas organofosforados y esteres de glicol.

¿Cómo funcionan los disruptores endocrinos?

¿Cómo funcionan los disruptores endocrinos?
Triazole te ayuda a controlar el exceso de estrógenos en el cuerpo

Los estudios con animales han demostrado los mecanismos mediante los cuales los disruptores endocrinos influyen en el sistema hormonal y alteran sus funciones. Estas sustancias pueden imitar total o parcialmente las hormonas que se producen de forma natural en el cuerpo como los estrógenos (hormona sexual femenina), los andrógenos (la hormona sexual masculina), y la producción de hormonas tiroideas. Cuando se unen a un receptor dentro de la célula y bloquean la unión de la hormona endógena, la señal normal entonces no se produce y el cuerpo no responde adecuadamente. Ejemplos de productos químicos que bloquean o antagonizan las hormonas son los antiestrógenos y los antiandrógenos.

Cuando un disruptor se absorbe en el cuerpo puede disminuir o aumentar los niveles hormonales normales, imitando a las hormonas naturales del cuerpo, y/o alterarando la producción natural de hormonas.

La relación entre los disruptores endocrinos y el cáncer es realmente preocupante. Los niños se encuentran expuestos a estas sustancias químicas desde una edad mas joven y podrían estar predispuestos al cáncer a edades cada vez más tempranas.

¿Cuales son los disruptores endocrinos más habituales?

Existe una amplia y variada gama de sustancias que causan alteraciones endocrinas, por ejemplo el bisfenol A (BPA) es una sustancia química producida en grandes cantidades para su uso principalmente en la producción de plásticos de policarbonato y resinas epoxi. Recientemente ya no se permite su uso en productos destinados a los niños aunque ya en el 2008 el Centro NTP para la Evaluación de Riesgos para la Reproducción Humana completó una revisión sobre BPA donde indicó su preocupación por los efectos de esta sustancia sobre el cerebro, el comportamiento y la glándula prostática en los fetos, los bebés y los niños.

El Di (2-etilhexil) ftalato (DEHP) es un producto químico utilizado en la fabricación de una gran variedad de envases de alimentos de consumo, productos de algunos niños, y en el 2006 ya se indicó que el DEHP puede suponer un riesgo para el desarrollo humano, en especial en los niños varones.

Los fitoestrógenos son sustancias naturales en las plantas que tienen una actividad similar a las hormona. Algunos ejemplos de fitoestrógenos son la genisteína y la daidzeína, que se puede encontrar en los productos derivados de la soja.

Otro disruptor muy conocido es el Triclosan, utilizado de forma masiva en pastas de dientes de marcas reconocidas y en productos de higiene personal como cremas y desodorantes.

¿Cómo podemos evitar los riesgos de los disruptores hormonales?

Como evitar los efectos secundarios de los disruptores endocrinos
Erase Pro + te ayuda a controlar los niveles elevados de estrógenos en el cuerpo

Teniendo en cuenta el poco interés que demuestran nuestros gobernantes en protegernos de sustancias nocivas utilizadas masivamente y que afectan directamente a nuestra salud, aquí tienes 15 consejos extraídos de la web del Dr Mercola, un referente mundial en salud natural:
– Dentro de lo posible, compra y come carne y productos orgánicos Bio para reducir la exposición a más hormonas, pesticidas y fertilizantes. También evita la leche y otros productos lácteos que contengan la hormona de crecimiento bovina recombinante (rBGH o rBST) genéticamente modificada.
– Evita en lo posible el pescado de piscifactoría, que por lo general está contaminado con PBCs y mercurio, y utiliza un suplemento de aceite de krill de alta calidad.
– Compra productos que vengan en botellas de vidrio y no en botellas de plástico o enlatados. El bisfenol-A (BPA) es muy preocupante, asegúrate que tus envases de plástico y alimentos enlatados no contengan BPA.
– Almacena tus alimentos y bebidas en vidrio y no en plástico, también evita envolver tus comidas en plásticos.
– Ingiere principalmente alimentos crudos. Los alimentos procesados, y las comidas preparadas son una fuente común de sustancias como el BPA y los ftalatos.
– Cambia tus utensilios de cocina con antiadherente por unos de cerámica o vidrio.
– Filtra el agua del grifo
– Busca productos hechos por empresas respetuosas con el medio ambiente, que sean ecológicas y 100% orgánicas.
– Utiliza una aspiradora con filtro HEPA para eliminar el polvo doméstico contaminado.
– Cuando necesites muebles, colchones, alfombras o ropa, pregunta qué tipo de retardante del fuego contiene. Evita los que contengan PBDEs, antimonio, formaldehido, ácido bórico y otros productos bromados. Evita la ropa, muebles y alfombras resistentes a las manchas y al agua para evitar los químicas perfluorados (PFCs).
– Asegúrate que los juguetes, chupetes, mordedores, etc… de tu bebé no contenga BPA.
– Utiliza productos de limpieza naturales en tu hogar. Evita los productos que contengan 2-butoxuetanol (EGBE) y metoxidiglicol (DEGME)- dos esteres de glicol.
– Utiliza productos de higiene como champús, pasta de dientes, desodorantes y cosméticos libres de ftalatos.
– Reemplaza los productos de higiene femenina como los tampones y toallas sanitarias por alternativas más seguras libres de contaminantes.
– Evita los aromatizantes, suavizantes y otras fragancias sintéticas. Una fragancia artificial puede contener cientos- incluso miles- de sustancias químicas potencialmente toxicas.

¿Interesante? No lo dejes pasar 😉
¿Necesitas más información o consultarme alguna duda?
Déjame tu mensaje y te contestaré lo antes posible

 

 

¡Dime lo que piensas!

Deja un comentario