Publicada en

Ácidos grasos Omega 3 del pescado aumentan el IGF-1

Ácidos grasos Omega 3 del pescado aumentan el IGF-1Más ácidos grasos Omega 3 del pescado, más IGF-1. Así se deriva de un estudio realizado en la Universidad Tecnológica de Texas, en el que los investigadores estaban realmente tratando de determinar los efectos anabólicos de los ácidos grasos del pescado en el esqueleto.

Cada vez que leo un artículo como el que escribí en este blog sobre los disruptores hormonales, me pregunto si nuestras hormonas se encuentran constantemente saboteadas por infinidad de sustancias de las que apenas somos conscientes. La contaminación, la ropa, todo lo que comemos… todo parece influir negativamente en mantener nuestras hormonas en los mismos niveles que cuando teníamos 20 años. Pero al igual que desconocemos todas estas negativas influencias, también se descubren nuevas propiedades de sustancias naturales de siempre conocidas. Es el caso de los ácidos grasos del pescado, los famosos Omega 3, repletos de beneficiosos efectos y uno más ;-), ahora también aumentan los niveles de IGF-1

Beneficios de los ácidos grasos Omega 3 del pescado

Xcore Omega 3 (Ácidos grasos del pescado)Ya sabemos gracias a infinidad de estudios, que los ácidos grasos Omega 3 del pescado contribuyen a un cuerpo más delgado mediante la estimulación de la quema de grasa y la inhibición de la acumulación de reservas de grasa. Estos efectos se han demostrado en estudios con animales, en estudios de laboratorio, experimentos y en ensayos en humanos.
A partir de experimentos en personas con cáncer, ahora también sabemos que el aceite de pescado hace que la administración de suplementos de proteína sea más eficaz, y los ensayos con animales sugieren que una dieta que contiene los ácidos grasos del pescado, ayuda al tejido muscular a recuperarse más rápidamente después de un entrenamiento.

 

En resumen, una dieta relativamente alta en ácidos grasos Omega 3 del pescado no sólo es saludable, sino también ergogénica. Se eleva la concentración de la hormona anabólica IGF-1 en la sangre. Una de las hormonas precisamente más conocidas en el mundo del desarrollo muscular por sus excepcionales propiedades anabólicas y de síntesis de proteínas musculares.

Crossgen Omega 3 (Ácidos grasos del pescado)Una mayor consumo de proteínas también conduce a mayores concentraciones de IGF-1. Es un hecho muy conocido. Por lo tanto, los ácidos grasos Omega 3 del pescado y las proteínas funcionan de forma sinérgica, y elevan los niveles de construcción del músculo entre sí, a través del IGF-1.
Así que ya sabes, además de tus proteínas no te olvides de incluir tus cápsulas de ácidos grasos del pescado para mantenerte sano y con tus hormonas como cuando tenías 20 años! 😉

¿Interesante? No lo dejes pasar 😉
¿Necesitas más información o consultarme alguna duda?
Déjame tu mensaje y te contestaré lo antes posible

 

¡Dime lo que piensas!

Deja un comentario